NOTICIAS

Atrás

Neonazismo en Ucrania

Este año se celebra el 75º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el acontecimiento más trágico a escala global del siglo XX. El se cobró más de 60 millones de vidas como resultado de la política misantrópica de supremacía racial realizada por la Alemania nazi causante en el mundo de los horrores del Holocausto. Eso fue el resultado de otro intento infame de establecer una dominación global.

Es lamentable, que no todos aprendan las lecciones de la historia. Hoy en día, somos testigos del política imperial y neocolonial de los EE.UU. y sus aliados. Ellos se arrogaron el privilegio exclusivo de llamarse democracias desarrolladas y solo basándose en esta arbitrariedad creen que tienen derecho a dictar su voluntad a los pueblos del mundo, entrometerse descaradamente en los asuntos internos de Estados soberanos, pisar normas del Derecho Internacional, aplicando sanciones punitivas unilaterales, imponer en beneficio de sus intereses depredadores modelos de desarrollo anticonstitucionales, privando así perspectivas a naciones independientes.

Todo ello es el camino directo a intolerancia, violencia, inclusive la racial, lo que observábamos durante la reciente campaña electoral en EE.UU. Es de lamentar, que en varios países europeos y hasta en el espacio postsoviético últimamente levantan la cabeza los que tratan de tergiversar la historia, glorificar las acciones de los criminales nazis y sus colaboradores condenados unívoca y categóricamente en el Proceso de Núremberg, del que el pasado 20 de noviembre se cumplió el 75 aniversario.

Con el fin de consolidar jurídicamente las lecciones de la historia y para no permitir en el futuro la repetición de los horrores sufridos por la humanidad la Federación de Rusia, heredera de la Gran Victoria del 9 de mayo de 1945, Estado continuador de la URSS que hizo un aporte determinante en el triunfo sobre el nazismo y que ofrendó más de 26 millones de vidas de sus ciudadanos, somete anualmente a la consideración de la Asamblea General de la ONU el proyecto de resolución “Combatir la glorificación del nazismo, el neonazismo y otras prácticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia”. Esta resolución goza de apoyo casi unánime de la comunidad internacional. Sin embargo hay dos Estados que votan en contra de la misma.

Si la política de uno de ellos – los EE.UU. – certifica que sus líderes actuales prefieren olvidar que sus antecesores en algún momento fueron nuestros aliados, e incluso tratan de reescribir la historia a su antojo, lo que se puede justificar por sus ambiciones de dominación global, en lo que se refiere a otro Estado – Ucrania – que también vota en contra, creo que hay que dar ciertas explicaciones a los lectores de este prestigioso y respetado rotativo.

Después de la victoria en Ucrania del llamado “Euromaidán”, típica revolución de color orquestada por los EE.UU. y sus aliados europeos, la política de Kiev en la esfera humanitaria empezó a determinarse por las fuerzas que profesaban una ideología rusófoba abiertamente nacionalista. Las autoridades ucranianas aplican una política dirigida a falsificar la historia, desmantelando la memoria del pueblo ucraniano sobre los hechos de la Segunda Guerra Mundial, tratan de pasar por alto el papel de la URSS y el Ejército Rojo (Soviético) en la victoria sobre la Alemania nazi, continúan glorificando diversas organizaciones de colaboracionistas ucranianos con los invasores nazis.

La plaza central de Kiev – Plaza de la Independencia (Maidán Nezalézhnosti – en ucraniano) en llamas.

En 2015 el Gabinete de Ministros de Ucrania aprobó el llamado “paquete legislativo de descomunización” – una serie de leyes que contienen reglas sobre la prohibición de la ideología comunista y los símbolos soviéticos, y además otorga estatus de “luchadores por la independencia de Ucrania” a los miembros de varias organizaciones nacionalistas ucranianas y formaciones paramilitares, incluidos los que colaboraron con la Alemania nazi en vísperas y durante la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, la “Organización de Nacionalistas Ucranianos” (OUN) y el llamado “Ejército Insurgente Ucraniano” (UPA) cuyos participantes recibieron del Estado el derecho a las garantías y beneficios sociales.

La ley también establece que la negación pública de la legitimidad de la lucha por la “independencia” de Ucrania en el siglo XX constituye ultraje a la memoria de los luchadores y al mismo tiempo prohíbe honrar a los héroes de la Gran Guerra Patria bajo el tinte de la “descomunización”.

En virtud de la llamada “política de glorificación”, en Ucrania se instalan monumentos y  letreros conmemorativos en honor a los colaboradores ucranianos y partidarios del nazismo. En 2019 en la ciudad de Ivano-Frankovsk se inauguró un monumento para uno de los líderes de la OUN, el “comandante superior” Román Shukhévych. Él colaboró ​​activamente con la Alemania nazi en 1939-1942: estudió en la escuela de la Abwehr (centro de la contrainteligencia e inteligencia alemana en aquel período), sirvió en las unidades del Ejército alemán, fue el comandante adjunto en la unidad especial de la Abwehr llamado Batallon Nachtigall (también conocido como el Grupo de Batallón de Ruiseñor de Ucrania). Este batallón bajo el mando de Shukhevych participó activamente en operaciones de exterminio masivo de la población civil de Lvov en el verano de 1941.

Durante los años de post-euromaidán, en Ucrania se repiten los casos de vandalismo y profanación de tumbas y letreros conmemorativos dedicados a los héroes verdaderos de la Gran Guerra Patria, así como a civiles de diversas nacionalidades que perecieron durante la contienda.

En las ciudades de Járkov y Yagotin, radicales de ultraderecha demolieron bustos del Mariscal de la Unión Soviética Georgui Zhúkov y publicaron videos y fotos de este vil acto en redes sociales. Cabe señalar que el Mariscal Zhúkov, descollante líder militar soviético, durante la Gran Guerra Patria ejerció en  1944 el mando del 1r Frente Ucraniano que hizo un aporte crucial a la liberación de Ucrania de los invasores nazi (que abiertamente planeaban esclavizar la población de la URSS). El Mariscal Zhúkov formalmente no debería estar sujeto a la “ley de descomunización” ya que es el héroe de la Guerra y en la misma ley se le hace tal excepción. Sin embargo, en la práctica esta excepción es ignorada tanto por las instituciones estatales ucranianas como por los radicales de derecha.

Mientras realizan tales actos vandálicos, las organizaciones radicales de derecha recurren repetidamente al mismo método estándar: notifican al público en general a través de los medios de comunicación y redes sociales sobre ciertos incidentes ilegales (actos de violencia, vandalismo, profanación, etc.) y, al mismo tiempo, atribuyen sus propias acciones a ciertos “patriotas desconocidos”. Esta cínica táctica permite, por un lado, promover públicamente las actividades de la extrema derecha y, por otro, no asumir la responsabilidad por cometer actos delictivos.

Al mismo tiempo, en Ucrania de hoy con una frecuencia estremecedora se están cometiendo actos de vandalismo antisemita. En 2019, en la región de Nikolaev, vándalos profanaron un monumento erigido en honor a las víctimas del Holocausto. Este monumento honraba la memoria de siete mil personas que fueron fusilados por los nazis en este lugar al comienzo de la Guerra. La columna de judíos fue enviada desde la localidad Krivoye Ozero a Domanevka en el otoño de 1941 con el pretexto del reasentamiento en un nuevo lugar de residencia. Entre los fusilados hubo principalmente mujeres, niños y ancianos.

En el monumento profanado se ve la esvástica y las expresiones ofensivas

En el mismo año, también en la región de Nikoláiev fue profanado otro monumento dedicado a las víctimas del Holocausto, erigido en la aldea de Bogdanovka en el lugar de la masacre de 54 mil judíos.

Hoy en día movimientos y organizaciones nazis y neonazis se han convertido en un hecho ordinario en Ucrania. Una de tales formaciones es el regimiento de “Azov” creado en la primavera de 2014. Es la única unidad radicalmente politizada que forma parte del sistema de organismos estatales de Ucrania, en este caso de la Guardia Nacional. Los militantes de “Azov” se someten a entrenamientos serios por parte de expertos militares ucranianos y extranjeros, están bien equipados y poseen armas de última generación. “Azov” se encuentra en la lista de organizaciones terroristas publicada en el sitio web Terrorism Research & Analysis Consortium – TRAC (https://www.trackingterrorism.org/).

Otro ejemplo es el “Cuerpo Nacional”, un partido político de derecha radical con más de 10 mil miembros. Tiene filiales en varias regiones del país. La táctica del partido es construir una extensa red de sus estructuras y llenarlas con activistas ideológicos, motivados y armados.

El “Sector derecho”. Inicialmente se trataba de una asociación informal de partidarios de una serie de organizaciones de ultraderecha nacionalista ucraniana surgidas durante el “euromaidán”, más tarde se convirtió en un partido político radical de derecha, representado en muchas regiones de Ucrania. La Organización también creó su propia formación paramilitar: el Cuerpo de Voluntarios de Ucrania, que participó en las hostilidades en Donbass (el este de Ucrania), pero no se integró en las Fuerzas Armadas de Ucrania. La participación en las hostilidades permitió al “Sector Derecho” tener acceso a las armas. Esta formación también está presente en la lista de organizaciones terroristas en el mismo sitio web del TRAC.

Procesión de antorchas de nacionalistas ucranianos

En muchas ciudades de Ucrania, incluida su capital, Kiev, los partidos de extrema derecha celebran marchas, concentraciones, etc., durante los cuales se promueven abiertamente las ideas del nacionalismo radical de derecha, el neonazismo y la xenofobia. Se glorifican a las personas y organizaciones responsables de las masacres de civiles en los territorios de la URSS ocupados por los nazis, así como en los países de Europa del Este y del Sur.

Volviendo al proyecto de resolución que mencioné en el principio, quiero señalar que en este documento se expresa una profunda preocupación por la glorificación del movimiento nazi, el neonazismo y los antiguos miembros de las Waffen SS (el cuerpo de combate de élite de las FFAA alemanas) en cualquier forma, inclusive mediante la construcción de monumentos y memoriales, así como manifestaciones para glorificar el pasado nazi. La resolución exige que la ONU se oponga a cualquier conmemoración de la organización nazi de las SS y todas sus partes constituyentes, incluidas las Waffen SS.

En el 75º período de sesiones Rusia tradicionalmente ha sometido a la aprobación de la Asamblea General de la ONU el borrador de dicha resolución. Esperamos que esta vez la misma sea aprobada por unanimidad.


SALUDO DEL EMBAJADOR

Palabras de bienvenida del Embajador de Rusia en Venezuela Sergey Mélik-Bagdasárov

Tengo el agrado de darles la bienvenida en el sitio web de la Embajada de Rusia en Venezuela. Aquí pueden Uds. encontrar la información sobre las actividades de la Embajada, el desarrollo dinámico de nuestras relaciones mutuamente ventajosas con los países de mi acreditación – Venezuela, Haití y República Dominicana, así como obtener información sobre la labor de la Sección Consular.

Hay un apartado dedicado a la historia de la Embajada de Rusia en Caracas.

Esperamos que les sea útil también la página “Sección de Prensa” dedicada al fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre Rusia y los países de acreditación, así como a los eventos realizados por la Embajada.

El capítulo “Sección Consular” contiene información sobre el horario de atención y los datos de contacto de la Sección de la Embajada en Punta Cana (República Dominicana) y de los Cónsules Honorarios de Rusia en Puerto Príncipe y Santo Domingo.

Además, se han abierto secciones especiales para los ciudadanos extranjeros que quieren estudiar en Rusia  de acuerdo al programa de becas del Gobierno de Rusia y para las personas que planean viajar a Rusia .

En caso de que Usted no ha encontrado lo que estaba buscando, o si Usted quiere hacer una pregunta o propuesta para mejorar el sitio le invitamos a que nos envíe su inquietud.

Sígame en Twitter.

Les deseo éxitos!

Curriculum Vitae del Embajador Sergey Mélik-Bagdasárov.

  • Día de Rusia 2020